Ventajas Mecánicas, ¿Realmente le sacamos la ventaja? 😨

Fiscalización de trabajos verticales, Grimp, Nfpa, Rescate, Trabajos Verticales, Ventajas Mecanicas -

Ventajas Mecánicas, ¿Realmente le sacamos la ventaja? 😨

ADVERTENCIA: Este Blog solo cumple con entregar una guía referencial del tema, en ningún caso busca o reemplaza una formación técnica profesional del área de acceso por cuerdas. Si buscas capacitación, escríbenos a [email protected] 

 

Comúnmente, al montar un polipasto, lo denominamos con el nombre de la ventaja mecánica que este ofrece al desmultiplicar la fuerza que queremos levantar. Pero las preguntas aquí son dos:

1.-¿Cómo calculamos una ventaja mecánica? 🤔

2.-¿Realmente el nombre de la ventaja mecánica es lo que estamos generando como ventaja? 🤔

Concertemos en que un polipasto es un conjunto de poleas, ya sean fijas o móviles que a través de una cuerda cumplen la función de desplazar objetos pesados. Ahora bien, definiremos como la relación que existe entre la Fuerza Resistente (la carga) y la Potencia (la fuerza que aplicamos), matemáticamente expresado así 👇

Por lo tanto, es habitual que hablemos 🗣 de sistemas de tracción o polipastos de 3:1, 4:1, 6:1, entre otros, con lo que nos referimos a que se puede desmultiplicar la carga en 3, 4, 6 veces según lo que hayamos montado. Ahora también, y bajo conocimiento general, es que cada polea fija en un sistema será designada sin ventaja mecánica a diferencia de las móviles que se les otorgara una ventaja de la mitad de lo que estamos moviendo, es decir, un 2:1

Pero bueno, basta ya de teorizar y a lo que vinimos , ¿Cómo realmente calculamos un sistema de ventaja mecánica?, ¿Sumamos las poleas fijas y las móviles? ¿Contamos los tramos de cuerda que hay de forma paralela?

Muy fácil, en esta oportunidad utilizaremos el sistema anglosajón T-System, o en nuestro idioma, Sistema-T, el cual bajo ciertos principios nos ayuda a calcular una ventaja mecánica.

Principio 1: La tensión “T” será siempre una unidad. “T” es la tensión que una persona aplicara a un polipasto.

Principio 2: La tensión “T” será igual a ambos lados de la polea, por lo tanto, si en una polea entra una cuerda con una tensión igual a “2T”, ésta saldrá con idéntica tensión, o sea “2T”.

Principio 3: Las tensiones se suman en el vértice de cada polea debido al “efecto polea”: la polea soporta T + T = 2 T. Si la polea está conectada con un bloqueador, la suma de las tensiones (2T) se transmitirá al segmento de cuerda al que vaya conectado dicho bloqueador.

Principio 4: Se empieza a contar el número de “T” desde el extremo del polipasto que recibe la tracción inicial (es decir, desde donde tractamos).

A continuación, algunos ejemplos 👇

Ahora, contestemos nuestra segunda pregunta, ¿Realmente el nombre de la ventaja mecánica es lo que estamos generando como ventaja?

Lamentablemente la respuesta directa es: NO. Todo lo que hemos visto hasta ahora es solo teórico, por lo que no se consideran factores que reducen la ventaja que buscamos en un sistema. Pero ahora revisaremos los factores que debemos agregar en la ecuación.

 

Rendimiento de las poleas:

Este es quizás el elemento más importante a tener en cuenta. El rendimiento de una polea depende principalmente de la calidad de su rodamiento y, en menor medida, del diámetro de su roldana (a mayor diámetro mayor rendimiento). Al sustituir poleas por mosquetones el rendimiento de éstos se reduce considerablemente en la eficiencia de un sistema, llegando incluso a anularlo en algunos casos 🚫

El rozamiento de la cuerda sobre bordes:

Montar, por ejemplo, un 3:1 sobre un borde a 90º puede reducir considerablemente o incluso anular totalmente la VM teórica.

El rozamiento de los segmentos de cuerda entre sí:

Influye considerablemente en el rendimiento del sistema. Conviene montar instalaciones lo más ordenadas, en las que todos los segmentos de cuerda trabajen en paralelo.

La capacidad de absorción de los nudos:

Es de baja consideración, pero sometidos a tensión, éstos se aprietan y absorben parte de la fuerza transmitida al sistema.

El peso de los componentes del sistema:

Todo equipo tiene su propio peso (poleas, mosquetones, cuerdas) que se debe considerar y por otra parte la elongación de la cuerda, también aporta con su peso al momento de tractar, de ahí la importancia de elegir el equipo indicado para montar un buen sistema.

 

Ahora, una pequeña ayuda ante todo esto, es la aplicación Rope Access, la cual, en su versión premium, nos permite elaborar sistemas de ventajas mecánicas y ver sus ventajas reales, con distintos dispositivos, a continuación, veamos algunos ejemplos.

 

En la imagen superior, un 3:1 teórico.

 

Acá, ya empezamos a ver diferencias, solo aplicando los rendimientos de cada dispositivo (poleas Petzl de 95% de rendimiento) podemos aprecias que en realidad es un poquito menos de los que teóricamente hablamos.

 

Se realiza el cambio de la polea protraxion, reemplazando con un ID, el cual con rendimiento de un 34% como polea, nos reduce considerablemente la ventaja.

 

Acá se aprecia la importancia del rendimiento de las poleas, las demostradas en el ejemplo, con un rendimiento de un 70%, más un descendedor, reducen a la mitad de la ventaja mecánica.

 Considerar al momento de montar un sistema, siempre optimizarlo con poleas de alto rendimiento. Lo anterior es sumamente importante al momento de ejecutar un rescate, o si se trata de cargas en alturas considerables.

Otro punto a considerar, es a no utilizar mosquetones salvo en casos extremos, debido a que su factor de rendimiento es casi del 50%, de tener que montar, utilicen 2 en paralelo.

 

Hasta este punto dejamos la entrada de Hoy, déjanos tu comentario el cúal nos motiva para seguir generando contenidos de interés ✍

 

 

 


Dejar un comentario